Terapias Complementarias

  • Terapia Floral: Las Flores de Bach fueron descubiertas por el Dr. Edward Bach entre los años 1926 y 1934, y hasta hoy han sido probadas como un magnífico sistema holístico, que sirve para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.

La teoría del Dr. Bach se basa en la idea de que las enfermedades físicas tienen un origen emocional y que, al subsistir por mucho tiempo estos conflictos emocionales, se manifiestan en el campo físico. Es por esto que, al momento de corregir los problemas emocionales, los problemas físicos pueden resolverse más fácil y rápidamente, y sin riesgo de que vuelvan a presentarse.

En la práctica, esta terapia consiste en la utilización de esencias preparadas en base a diversos tipos de flores, para tratar cada tipo de dolencia, armonizando de manera natural el funcionamiento de la mente y el organismo. La terapia floral no incorpora químicos, por lo que no presenta contraindicaciones con la utilización de otros fármacos o tratamientos, puede utilizarse en personas de todas las edades y no genera hábito ni adicción.

  • Masaje de Relajación Tradicional: El masaje es un método de valoración y de tratamiento manual mediante la combinación de movimientos técnicos manuales o maniobras realizadas armoniosa y metódicamente, con fines higiénico-preventivos y/o terapéuticos, que al ser aplicado con las manos permite valorar el estado de los tejidos tratados.

El masaje de relajación consiste en la aplicación de esta técnica con el objetivo de relajar los músculos tensionados o contracturados por el estrés y brindar una sensación de calma y confort generalizado al paciente, con los consiguientes beneficios asociados en el funcionamiento físico y mental de éste.

Y si a esto se agregan técnicas coadyuvantes, como la utilización de aceites aromáticos y música de relajación, entre otros, se logra un completo estado de relajación y bienestar.

Estas sesiones tienes 1 hora de duración y son realizadas por una kinesióloga o terapeuta complementaria capacitada en el tema.

  • Masaje de Relajación con Piedras Calientes: La técnica consiste en aplicar un suave masaje que recorre de la cabeza a los pies, mezclando presión y deslizamiento de las piedras a diferentes temperaturas en puntos concretos del cuerpo. La sesión dura alrededor de 1 hora y se complementa con el uso de aromaterapia y musicoterapia que estimula y equilibra por medio del olfato y los estímulos auditivos el cerebro, produciendo en conjunto un profundo estado de relajación. Está indicado para personas con stress, cuadros ansiosos, insomnio, dolores musculares, entre otros.

BENEFICIOS DEL MASAJE CON PIEDRAS CALIENTES

  • Ayuda a aliviar el dolor muscular crónico

  • Desintoxica el cuerpo

  • Induce un profundo estado de relajamiento y bienestar

  • Ayuda a combatir la fatiga mental y física

  • Estimula la circulación sanguínea, oxigenando la sangre